21.12.12

Para muchos el fin del mundo bursátil ya ha llegado

Es el tema del día, no hay medio de comunicación que no recoja todo tipo de especulaciones, razonamientos o comentarios acerca de la posibilidad de que hoy 21.12.2012 se vaya todo al garete. Y cuando dicen "todo" se refieren al mundo entero, con todas las letras, para que no quepa duda de la magnitud del asunto.

Pues bien, centrándonos en aspectos mucho menos trascendentes pero mucho más reales, he de reconocer que la noticia sobre la OPA de exclusión de Dermoestética me ha dejado tocado. Por si fuera poco, al calor de la ampliación de Faes de hoy toca analizar carteras de accionistas con el fin de aconsejarles sobre la mejor opción, y, con sinceridad,  lo que ves es muchas veces desolador.

En estos últimos 5 años, el patrimonio de miles y miles de inversores en Bolsa se ha evaporado, sus dueños han pasado de contar con unos recursos estimables a perder casi todo lo invertido en compañías otrora aparentemente seguras.

Ha sido una especie de muerte silenciosa, sin aspavientos ni gestos de cara a la galería, a diferencia de todo el tema de las preferentes. Aquí cada uno se ha comido su pena en silencio sin pedir ningún tipo de compensación, ni siquiera a quienes han saqueado empresas aprovechándose de su cargo a expensas del dinero de sus accionistas.

Para todas estas personas su particular fin del mundo bursátil hace tiempo que llegó. Con caídas superiores al 90% se considera que la inversión es ya irrecuperable. Y cuando se han realizado ampliaciones de capital masivas o como Dermoestética o Metrovacesa, se excluye el valor de Bolsa, desaparece la poca esperanza que quedaba.

Son muchas las compañías que podría citar, algunas me duelen en mi propia carne, no voy a negarlo. Como muestra nos valen Gamesa, Popular o FCC dentro del Ibex 35, o fuera del mismo Faes, Zeltia, Renta Corporación, Ercros, Colonial y resto de inmobiliarias, La Seda, Prisa, Amper, Deoleo (antigua SOS), SPS, Dogi, Ezentis, Galq, Indo...y un largo etcétera de cadáveres bursátiles, para cuyos accionistas su particular y doloroso fin del mundo hace tiempo que llegó.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo