20.3.13

Chipre busca alternativas al impuesto a los depósitos

El parlamento chipriota no apoya el rescate europeo

Tras el rechazo del parlamento a las condiciones del rescate propuesto por la Troika, se intenta contrarreloj buscar una solución. Por una parte parece que existen negociaciones bilaterales entre Chipre y Rusia, pero parece ser que no hay acuerdo para un nuevo préstamo, tras los 2.500 millones de euros de hace unos meses. Por otro lado, la Troika exige una cantidad a recaudar de 5.800 millones para que el rescate no supere los 10.000, el cómo se articula la forma de conseguirlos se deja en manos del gobierno chipriota.

A partir de ahora el escenario es muy complicado

La verdad es que se abre un escenario donde ninguna solución es buena, ya vimos ayer el nerviosismo del mercado ante el contagio del problema, y a corto plazo no se espera que la situación mejore. De hecho aunque se dé marcha atrás, la situación no es del todo reversible, ya que el tema de las posibles quitas a los depósitos bancarios seguirá presente para siempre.

Muchas voces han clamado contra este impuesto, pero lo cierto es que la banca chipriota está quebrada, su inversión en deuda griega resultó ruinosa, y ahora son absolutamente insolventes. El gobierno chipriota es incapaz de garantizar 100.000 euros a cada depositante en caso de quiebra, por lo que el acuerdo con la Troika es indispensable, de lo contrario los depositantes en bancos de Chipre perderán todo su dinero.

Más allá del rechazo inicial se abren muchos interrogantes acerca de lo que es correcto

La inviolabilidad de los depósitos bancarios está en entredicho, incluso por debajo de esa barrera de los 100.000 euros, lo que puede generar importantes movimientos de dinero de la periferia hacia países considerados más seguros, y éste es el verdadero problema que puede provocar la solución propuesta para Chipre. Sin embargo las alternativas no son fáciles, ¿sería justo prestarles los 17.000 millones que piden sabiendo que no los pueden devolver? ¿Debe la UE pagar la factura de un comportamiento irresponsable de los bancos chipriotas? ¿No es cierto que durante años Chipre se ha beneficiado de un modelo fiscal y financiero semejante a un paraíso fiscal?

No hay respuestas fáciles a estas cuestiones, incluso tras el rechazo inicial que me produce la solución propuesta por la Troika, considero que es lógico que muchos países europeos no quieran pagar la "fiesta" de otros, máxime en este caso. En nuestra vida particular, ante un dilema semejante ninguno de nosotros aceptaría pagar las deudas de otros si han sido fruto de un descontrol absoluto en su forma de administrarse.

Lo que sí creo es que este caso es único debido a la especial composición de los depositantes chipriotas, donde el dinero extranjero supone un porcentaje muy importante, de ahí que a mi entender lo más justo sería no tocar los depósitos por debajo de 100.000 euros y aplicar un porcentaje de impuesto mayor a los superiores a esa cantidad.

Fuera de Chipre estaríamos haciendo pagar a justos por pecadores, porque quitaríamos el dinero a quienes han optado por ahorrar, seguramente con mucho esfuerzo, y sin embargo aquellos que han vivido al día, endeudándose hasta las cejas, no perderían absolutamente nada. Como decía un compañero ayer, son malos tiempos para las hormigas, las cigarras han vivido mejor y ahora se comen nuestra despensa.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo