2.4.13

Desvestir un Santo para vestir...muertos

Parece que no aprendemos. La nueva vuelta de tuerca del Gobierno sobre los depósitos bancarios, con una recaudación para el FGD del 0,3%, es un movimiento más en el que justos pagan por pecadores. El BBVA, que no quiso unirse al Sareb, va a ser el gran pagano de esta historia, parece algún tipo de venganza. Los bancos que lo están haciendo bien, que tienen unas cuentas en principio saneadas y no han tenido que solicitar ayudas, son los que están viendo esquilmadas sus arcas para aguantar a aquellos que lo hacen mal. Es el cuento de la cigarra y la hormiga en versión financiera. Esperemos que no acabemos todos como la cigarra.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo