9.4.13

El Bitcoin, una opinión sobre su validez como medio de pago y su valor



Durante estos días de vacaciones un nuevo término se ha colado en los mentideros económicos, el bitcoin. La verdad es que yo desconocía totalmente qué es o para qué sirve, si bien parecía importante dado que importantes o al menos populares economistas le dedicaban largos artículos y elucubraban sobre su valor o, mejor dicho, sobre su excesiva valoración.

Por eso ayer me alegré cuando vi en El Confidencial un artículo de Kike Vázquez sobre ello.

Como queda convenientemente explicado su origen y lo que está pasando con esta supuesta moneda del futuro, yo voy a daros mi opinión al respecto.

No estamos ante una moneda, no es medio de pago como tal, sino algo a lo que se le asigna un valor económico. Un valor subjetivo que cambia día a día.  A otro nivel mucho más modesto,"monedas" similares aparecen en multitud de sitios web, y lo digo porque mis hijas no paran de dar la matraca diciendo que no pueden conseguir "stardollars" y similares para sus superfashion alter egos virtuales. También me recuerda en cierta forma los puntos de la Travel o similares. Tienen un contravalor evidente, en ocasiones se pueden comprar pagando dinero de curso legal, se aceptan a cambio de cosas, pero no son ni pueden ser un medio de pago general.

Desde el mismo momento en que su número es tan finito como 21 millones de unidades, por mucho de que se valore hoy cada una en 150 dólares, estamos hablando de un valor máximo actual de 3150 millones de dólares, que no es poco, pero sí insignificante en términos monetarios.

Creo que es un activo virtual sobre el que está habiendo una especulación clara y una no menos clara burbuja.  Nadie los quiere para quedárselos, sino para venderlos mañana a más precio, y obtener unos buenos dólares, estos sí totalmente reales.

Queda muy bien eso sí, en los momentos actuales de miedo a las crisis bancarias, de deuda y demás, pero que queréis que os diga, yo tampoco estaría muy tranquilo sabiendo que mi patrimonio ya no son euros, sino bitcoins. Si nos intranquiliza que el dinero fiduciario lo cree un Banco Central, no creo que el hecho de que sea un algoritmo matemático, aporte más confianza. Sobre todo cuando se puede modificar, hackear y todo lo que se nos ocurra. Podéis llamarme anticuado, pero yo no lo veo.

Además parece que hay bastante de leyenda en este asunto. Hoy mismo, en el propio El Confidencial, se habla de "la web oculta", una especie de Matrix que no ve nuestro  miope Google y que está ahí, oculta de miradas indiscretas. Pues bien, se dice en ese artículo que en esa Red paralela sólo se aceptan bitcoins, y que hay quien dice que es enorme en comparación a la Red visible. Pues bien, o ahí todo se vende muy barato, aunque sea ilegal, o alguno tiene su propio algoritmo, porque de lo contrario me da que los actuales bitcoins no dan para mucha compra-venta.

En fin, un nuevo inventofruto de la desconfianza actual en el sistema financiero tradicional, seguramente válido para algunas cosas, pero que dudo mucho sustituya a ninguna moneda como medio de pago. Y mucho cuidado con especular con él porque los euros o dólares que cuesta, esos sí son de verdad.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo