4.4.13

El efecto Draghi

Ayer decíamos que tal vez hoy el presidente del BCE nos diese una sorpresa y relajara los tipos. Pues no. Los ha mantenido en el 0,75% y ha hecho un discurso posterior bastante predecible: la política monetaria seguirá siendo acomodaticia el tiempo que sea necesario, para bajar tipos necesita ver todavía indicadores contenidos durante un cierto tiempo, hay riesgos a la baja en la recuperación europea, es necesario continuar con las reformas y ajustes. Además nos ha dicho que el modelo chipriota no lo es tal, no es un template a seguir y que no hay plan B al euro, está aquí para quedarse.

Pues así y todo ha sido capaz de cargarse una sesión que no venía mal del todo, algo más del 1% de subidas, para acabar en un -0,71%. Los miedos siguen latentes, y nos fiamos demasiado a lo que el BCE vaya a hacer. El que sí ha sido determinante es el Banco de Japón. Va a hacer lo que sea necesario para reactivar la economía, el consumo y reducir el precio del yen: el Nikkei ha subido más del 2%.

La subasta española de hoy no ha sido mala, ya tenemos cubierto el 35% anual de nuestras necesidades de refinanciación. A ver si se pasa el efecto Chipre y volvemos a fijarnos en las bondades y maldades de cada uno y no en las del vecino. Así igual podemos recuperar algo del castigo que ya llevamos.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo