30.5.13

Luces y sombras de los últimos datos macroeconómicos españoles

En los últimos días hemos conocido un auténtico aluvión de datos económicos y previsiones para la economía española . Voy a intentar hacer un pequeño resumen de cado uno de ellos.

PIB

Las predicciones de la OCDE empeoraron la evolución prevista del PIB español hasta el -1,7% para este año 2013. Las cifras anteriores reflejaban un deterioro del 1,4%. El punto positivo es que para el 2014 siguen pronosticando crecimiento del PIB, del 0,4% exactamente, empeorando en una décima la previsión anterior.

También hemos conocido que durante el primer trimestre el PIB ha caído un 0.5% con respecto al trimestre anterior, y en tasa interanual se sitúa en el -2%. La caída, séptima trimestral consecutiva, es menos intensa que el periodo anterior, por lo que cabe la esperanza de que hayamos comenzado a recuperar. En cuanto a componentes, el consumo sigue hundido y destaca por lo positivo el sector exterior, con las exportaciones creciendo fuertemente.

Relacionado con el consumo está la evolución de las ventas minoristas, que si bien descaeleran su caída, siguen mostrando un muy mal comportamiento. No tenemos más que echar un vistazo a las tiendas de nuestros barrios para ver qué panorama existe. Cierres por todos lados.

INFLACIÓN

Ha repuntado tres décimas en el último mes de mayo, hasta el 1,7%. Sigue estando muy controlada, y sólo la variación de energía altera algo el dato. No hay presiones de precios al alza, pero por ahora tampocoo estamos ante un escenario deflacionista.

PARO

La OCDE volvío a emperorar las previsiones y ya hablan de un 28% de paro para este año. Sin una mejora del empleo es imposible que el consumo se reactive. La productividad sigue mejorando a marchas forzadas, a la misma velocidad que bajan los costes laborales, y parece que la inversión empieza a mostrar signos positivos. Sería el comeienzo de la creación neta de empleo.

DEFICIT

Por una parte la OCDE emperoró su pronóstico hasta el 6,9% del PIB para 2013, y por otro lado la UE nos dió dos años más para llegar al 3% y elevó el objetivo de este año hasta el 6,5%. Como contraprestación nos ha puesto una detallada agenda de deberes, muchos de los cuales ya estaban previstos, sólo sorprende lo excato del calensarioo que establecen. Las cifras publicadas por el gobierno hasta ahora son ligeramente peores al año pasado, debido fundamentalmente a una caída de los ingresos tributarios.

En relación al ratio de Deuda sobre PIB, la OCDE mejoró sorprendenetemente se pronóstico al 97% para este año, desde el 100%, y hasta el 103,5% desde el 105,3% para 2014.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo