5.7.13

Fondos de inversión: Todo se correlaciona ¿Seguro?, ¿todo?

Desde la comparecencia de finales de mayo de Bernanke los mercados se pusieron en "modo pánico" y hemos asistido a unas correcciones importantes en todos los activos, con el agravante de que la correlación entre renta fija, acciones, divisas y materias primas ha sido muy alta, lo que nos ha dejado sin alternativas que actúen como refugio.

Esto se viene repitiendo en los últimos años. Cada cierto tiempo, acostumbrados a unos mercados que tienen la mayor intervención de los bancos centrales de las últimas décadas, cuando ya pensamos que hemos superado el periodo de "risk on / risk off" y que las decisiones se están adoptando prestando una mayor atención a los fundamentales, por razones bastante poco justificadas, crece rápidamente la aversión al riesgo, la volatilidad sube exponencialmente y los mercados sufren un fuerte retroceso.

Este patrón lo sufrimos en mayo de año pasado (Chipre), en agosto del anterior (miedos sobre la deuda USA), etc., pero no nos acostumbramos a él y, cuando sucede, nos puede la falta de confianza.

Los fondos de inversión no son ajenos a esta dinámica. No podemos pedirles que tengan una bola de cristal que les permita anticipar estos acontecimientos. Lo que sí debemos exigirles es que, llegado el caso, su comportamiento sea mejor al de su mercado de referencia y que nos aporten una mayor diversificación (y por tanto menos riesgo).

¿Debemos por tanto resignarnos y aceptar que cada cierto tiempo pasa esto y no se puede hacer nada? Yo creo que no. Nuestra obligación es tratar de encontrar fondos que no hayan tenido una correlación tan alta con lo que ha pasado en los mercados.

Alguien podrá decir que no hay, que la caída ha sido generalizada. Pero, y aquí viene la sorpresa positiva, si los hay. Existen. Los tenemos disponibles.

Algunos fondos de retorno absoluto / gestión alternativa, sobre todo los que tienen como estrategia principal el valor relativo (tanto en bonos como en acciones), han tenido un comportamiento claramente diferenciado este último mes y medio. Nos han aportado mucho valor, reduciendo el riesgo y mejorando la frontera eficiente de las carteras.

Vamos a comentar dos ejemplos, el BSF European Absolute Return y el Alken Absolute Return Europe.

BSF European Absolute Return 

Empezando por el fondo de BlackRock. Es un Long-Short de acciones europeas sin Beta de mercado. Tiene una volatilidad muy controlada y un performance histórico muy interesante.

Si observamos su evolución a medio plazo, nos parece muy interesante.


Nos parece incluso más sorprendente cuando vemos su evolución a lo largo de este 2013.


En este año, tiene un retroceso que comienza en marzo (no a finales de mayo) y sube claramente desde mediados de abril. Estando en estos momentos en máximos anuales.

Alken Absolute Return Europe

El fondo de Alken es un long short de acciones europeas, hasta aquí igual que el anterior, la diferencia es que este siempre tiene una cierta exposición al mercado de acciones.

Su gráfico de largo plazo es excelente.


Y si nos fijamos en 2013, es ya alucinante.


Está en máximos históricos y sin apenas movimientos en este año.

Creemos que el valor relativo es una estrategia con mucho sentido en mercados como el actual, que nos van a aportar rentabilidad, descorrelación y baja volatilidad.

Por lo tanto, incluso en los momentos en que nos parece que todo cae a la vez, parece que hay algo que nos puede servir de salvavidas. Tengamos un poco en las carteras y dormiremos más tranquilos.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo