8.8.13

Aunque no lo parezca, los cortos no siempre ganan

En Bolsa tenemos, yo el primero, una imagen bastante sesgada de los inversores en corto, aquellos que venden acciones sin tenerlas, se supone que tras pedirlas prestadas, con la idea de que bajen y poderlas recomprar a precios inferiores.

Es la una práctica que genera controversia, ya que significa vender lo que no tienes, algo que en otros ámbitos es imposible, y además el que la ejecuta se beneficia del sufrir del resto de accionistas.

Debates éticos aparte, además de una natural animadversión hacia los bajistas, se ha generado en torno a ellos cierto aire de misterio, de manos negras, y sobre todo de inafilibilidad. Allá donde aparecen parece a atila, solo tierra quemada tras su desaparición.

El hecho de que muchos de ellos sean hedge funds, domiciliados en paraisos fiscales, totalmente opacos, ayuda a generar ese aire de inversores con las cartas marcadas que siempre aciertan. Y como sólo publican sus éxitos y no sus fracasos pues miel sobre hojuelas.

Sin embargo, a tenor de lo que he visto estas últimas sesiones en nuestro mercado, más de uno va a salir escaldado de sus apuestas a la baja en determinados valores. Compañías como Indra tenían a mediados de Julio casi un 10% de sus capital vendido en corto, y otras como Gamesa o Popular habían sufrido arreones vendedores de gran importancia.

En aquellos momentos, brokers como UBS, Merril Linch o Morgan Stanley se hinchaban a vender acciones, siendo de largo los máximos vendedores en acciones como el Popular. Pues bien, hoy mismo, un 60% más alto, UBS es con enorme diferencia el máximo comprador de populares, seguido de sus otros colegas. El vendedor ahora mismo no es otro que el propio Popu, que se hartó de comprar intentando detener la sangría, ante los miedos de las claúsulas suelo y demás.

Los vendedores de ayer son los compardores de hoy, y viceversa. No parece a priori un negocio ni mucho menos redondo, de hecho el asunto consiste en comprar barato y vender caro. Es previsible que las fuertes subidas de estos días hayan sido espoleadas por el cierre de posiciones cortas, con el consiguiente "palme" para sus dueños, pero nunca lo sabremos, incluso pensaremos que siendo tan listos algo habrán hecho para ganar dinero a pesar de todo. Nos tiene comida la moral, pero me da que esta vez lo que se han comido ha sido un buen "marrón".

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo