7.8.13

El déficit comercial USA da la sorpresa positiva y las Bolsas caen. El FMI apuesta por bajar los sueldos.

A más de uno el título de esta enntrada le puede parecer un sinsentido propio de las carencias intelectuales del autor, pero al menos en esta ocasión no lo es. Ya he comentado en otras ocasiones que nos encontramos en un momento extraño en cuanto al impacto de los datos macro en los mercados se refiere.

Todo está mediatizado por las intenciones de la FED norteamericana de ir reduciendo paulatinamente sus programas de compra de bonos siempre y cuando la economía creciera a ritmo aducuado y el paro se redujera hasta los niveles que éllos consideran óptimos.

Todo lo que sea anticipar en el tiempo esa salida de los estímulos monetarios es mall recibida por las Bolsas y por los bonos, provocando caídas en los índices y subida en las rentabilidades respectivamente.

Pues bien, ayer a media tarde conocimos el dato del déficit comercial USA, y fue extraordinariamentebueno, reduciéndose de forma notable, y siendo el mejor registro en mucho tiempo. Acto seguido, toda vez que las exportaciones suman al PIB y las importaciones restan, al haberse reducido el diferencial entre importaciones y exportaciones, varias casas de análisis subieron automáticamente la previsión de crecimiento del PIB del trimestre.

Esta subida de previsiones supone mayor probabilidad a que los QE comiencen a reducirese este próximo otoño, por lo que el Dow Jones comenzó a caer, si bien de manera bastante moderada. Esto contagió a las plazas Europeas, y vivimos el primer descenso en varios días.

Nada grave, incluso positivo para purgar la sobrecompra que llevamos tras un Julio espectacular. Claro que en algunos valores la magnitus de las alzas ha sido tal que cualquier retroceso proporcional a las mismas puede ser intenso, Gamesa sería el mejor ejemplo.

Por lo demás pocas novedades, quizá la confirmación de que para trabajar en el FMI no hay que ser precisamente un lumbreras, aunque seguro que ayuda tener un buen "padrino". Ayer ha uno de sus voceros no se le ocurrió otra cosa para "salvarnos" que proponer una rebaja de sueldos del 10%. Para llegar a tan novedosa conclusión espero que se ahorraran pasar por la Universidad, dinero y esfuerzo baldíos.

Ahondando en la herida, el inefable Olli Rhen, vicepresidente económico de la UE, también opta al master en economía y comenta que le parece muy bien la medida del FMI. Eso sí espero que no diga que es una propuesta novedosa, porque tiene unos miles de años.
Veremos qué otras agradbles sorpresas nos depara el día.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo