9.12.13

El escándalo del euribor y su "ejemplar" sanción. Perdonan 3.000 millones a UBS y Barclays.

Hace unos meses se hicieron públicas una serie de investigaciones sobre la posible manipulación de los datos que algunos bancos hacían llegar al BCE de cara a confeccionar el euribor.

El euribor es el índice de referencia para muchas operaciones financieras, pero entre nosotros es popular por es el principal índice de referencia en las hipotecas a tipo de interés variable.

Su confección se realiza en base a los tipos de interés a los que se prestarían en el interbancario, entre sí, 31 importantes bancos. Se trata de un tipo de interés de oferta, es decir no hablamos de datos de mercado real, sino del tipo al que estarían dispuestos a realizar esas operaciones.

Con esas datos se hace una media, tras descartar los extremos, y se publica diariamente. Hasta ahora parecía algo totalmente transparente, pero está visto que no podemos dar nada por sentado. Resulta que varias de estas entidades formaron un cártel para fijar a su antojo los niveles del euribor. Antojo que siempre va en beneficio de su cuenta de resultados, con el consiguiente perjuicio para el resto de los mortales.

Pues bien, la Comisión Europea se puso a trabajar en este asunto y por ahora 8 entidades se han visto implicadas en el asunto, imponiéndose sanciones a 6 de ellas ( Deustche Bank, 725 millones, Société Générale, 445.8 millones, Royal Bank of Scotland, 391 millones, JP Morgan, 79.8 millones, Citigroup, 70 millones y un broker llamado RP Martin, 247.000 euros).

Ni más ni menos que 1.710 millones de euros de multa. Como veis en la lista está lo mejor de cada casa, y más que irán saliendo, encabezados por un alemán, tiene narices el asunto.

Pues bien, hasta aquí nada que objetar, mano dura sea quien sea y dando en el bolsillo, que es donde más les duele, aunque yo iría más lejos y les inhabilitaría, por ejemplo, para acceder a contratos con la Comisión, o con los estados miembros, no vaya a ser que les haya resultado barato el engaño.

Porque sigue sorprendiendo que los responsables de estas entidades vuelvan a cargar contra empleados díscolos e inmorales y pasen de asumir su responsabilidad. Claro será que a esos operadores les tocaba  revisar su hipoteca y nada mejor que manipular el índice. Y yo me lo creo.

Pero lo que realmente me ha dejado alucinado es la política de sanciones de la Comisión Europea. Resulta que en esa lista de multados faltan UBS y Barclays, que han admitido su culpa pero a los que les han perdonada su sanción por haber destapado el asunto, vamos por ser los chivatos de turno.

¿Un ataque de moralidad?¿Un arrebato de decencia?

Pues va a ser que no. Al pobrecito del suizo UBS le correspondía una "receta" de 2.500 millones de euros, y otros 690 para el amigo inglés. O sea, que uno era el jefe del cotarro, o al menso el que más se benefició y el otro no se quedaba corto.

Yo a estos no les perdonaba ni un euro, y menos 3.000 millones, con tanto ajuste y tanta historia, que paguen hasta el último céntimo, como delatores o como delatados, me da igual. Les damos de premio una placa conmemorativa de su buena acción y listo.

Imagino que esto no quedará así, porque de lo contrario el señor Almunia ha dejado claro el camnio, hay que engañar al ciudadano, conseguir que otros se te unan y luego decírselo a las autoridades. Yo me llevo el dinero y el resto paga por mí, y encima quedo como un campeón. Lo que hay que ver o leer por tener ojitos.

Bueno, ya vale que me voy calentado, cosa que con el frío que hace no viene mal, pero hasta un cierto límite.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo