21.1.14

Festival de "chicharros", decepciones empresariales y datos macroeconómicos

Llevamos un par de días en Bolsa en que el juego consiste en buscar el próximo "chicharro" que saltará al alza como un cohete, independientemente de por qué lo haga. Es algo que ha pasado muchas veces, pero no por eso deja de sorprenderme cada vez que ocurre.

Los porcentajes de subida son siempre espectaculares, lo mismo que las bajadas posteriores, que no se nos olvide, y durante unas jornadas valares condenados al ostracismo bursátil viven su particular momento de gloria. Los hay que luego consolidan las subidas, sobre todo, si en unos días presentan unos aceptables resultados, pero la mayoría vuelve a donde estaban al comprobarse que no hay mejora alguna.

Tenemos claros ejemplos en Solaria, Fersa, Realia, Montebalito...Todos tiene en común que han sufrido bajadas previas realmente brutales y que su cotización apenas llega al euro por acción, de ahí que unos pocos céntimos sean un considerable porcentaje.

Otros como Colonial siguen a vueltas con Villar Mir y compañía. Veremos hoy qué decide la junta de accionistas, pero de nuevo recuerdo que a veces lo bueno para la empresa no es lo mejor para el actual accionista.

Y tampoco debemos olvidar casos como el de SPS, donde procesos de refinanciación de deuda no acaban con acuerdo y pasa lo que pasa, desplome y concurso de acreedores.

No obstante, esto de los "chicharros calientes" tiene otra derivada. y es que cuando esto sucede suele ser antesala de un techo de mercado, al menos a corto plazo. Cuando los grandes valores se paran, el inversor busca hasta encontrarse con nuestros protagonistas. ¿Y después...?

Cambiando de tercio, os he comentado que los resultados empresariales del cuarto trimestre de 2013 van a ser claves, y en Europa no hemos empezado con buen pie. Hoy un par de decepciones, Alstom y Remy Cointreau. Ambos lo pagan con retrocesos considerables, sobre todo Alstom, que se deja más de un 10%.

Por contra, la subasta de letras española ha sido un éxito, letras a año al 0,70%, vamos, que con gastos te quedas en cero. Muy bueno en general salvo para el ahorrador conservador que ve cómo otro producto pierde cualquier interés por estar en él.

Y en cuanto al ZEW alemán, pues un poco de todo.Malo a nivel general pero por subpartidas hay elementos positivos, por lo que el impacto ha sido neutral. De ahí que los mercados apenas se muevan.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo