27.1.14

La Bolsas vuelven a caer en un ambiente de gran confusión

El viernes por la mañana quizá pequé de optimista visto lo sucedido apenas unas horas después. Parece como si de repente se haya abierto la caja de los truenos y la onda expansiva se haya llevado las vendas que cubrían los ojos de los inversores.

Lo digo porque los asuntos argentino, venezolano, turco, o ucraniano no son precisamente novedades, basta con ver las noticias de hace un mes y constatar que básicamente todo ha seguido igual, bueno un poco peor, pero vamos, sorpresas como que no.

Y sin embargo ya estamos hablando de la crisis del 98, de los tigres asiáticos que se dejaron los dientes en ella, del polvorín latinoamericano...y claro mentar la bicha y bajar a plomo es todo uno.

Y para que nadie piense que me he librado de esta bajada, nada más lejos de la realidad, he de reconocer que valores como Repsol, Arcelor, o Telefónica han caído mucho más de lo que estimaba. Es lo que tienen las correcciones, las esperas y cuando llegan te hacen "pupa".

Reconocidas las "heridas", toca analizar la sesión bursátil de hoy, y poco positivo cabe decir. tras un arranque ligeramente positivo las caídas se han impuesto con claridad hasta el punto de romper en el Ibex la barrera de los 9.800 puntos. Prácticamente no hay sector que se libre.

De nada han valido los datos del Ifo alemán, las divisas emergentes siguen cayendo, la lira turca marca mínimo histórico con el dólar, y todos los mercados retroceden a estas horas. Especial atención al Footsie londinense, que cae más del 1% arrastrado por BG Group y Vodafone.

El caso de la operadora de telefonía es un auténtico lío, cae porque ATT ha dicho que no la compra, y cae también porque va a comprar ONO, lo que supone que no quiere Jazztel, que a su vez se queda sin novia y cede un 4%. Vamos bajan todos, salvo ONO que no cotiza.

Habrá que fijarse en los 9.700 puntos, nuevo teórico nivel de soporte, y digo teórico porque los anteriores eran de mantequilla a la luz de los acontecimientos.

Ah, y esto es Bolsa, que a nadie se le olvide, habíamos empezado el año con una complacencia excesiva y más de uno estará empezando a ponerse nervioso. El que tenga liquidez puede tener su oportunidad.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo