28.8.14

Podcast de la sesión bursátil del día 28.08.2014

Ya está disponible el podcast de la intervención de Jesús de Blás en Gestiona Radio sobre la actualidad de los mercados al cierre de la sesión bursátil.


25.8.14

Podcast de la sesión bursátil del 25.08.2014

Ya está disponible el podcast de la intervención de Jesús de Blás en Intereconomía Radio sobre la actualidad de los mercados al cierre de la sesión bursátil.

19.8.14

Las Letras del Tesoro en rentabilidades cercanas a cero

Cómo ha cambiado el panorama de la deuda pública española en los dos últimos años. Por estas mismas fechas hace un par de veranos se podían comprar letras a tres meses al 5%, si bien es cierto, que con más miedo que vergüenza, dada la crítica situación que atravesábamos.

Ya el año pasado las cosas mejoraron, pero lo que estamos viendo este ejercicio es como de no creer. Hoy mismo el Tesoro español ha subastado letras a seis y doce meses. Casi de puntillas, sin los nervios de antaño, con la seguridad de que no va a haber problemas.

Y la verdad es que problemas los ha habido, pero no para el emisor, sino para los compradores. Con unos ratios de demanda sobre oferta, bid to cover, cercanos a dos veces, o sea con el doble de peticiones que el importe adjudicado, el Tesoro a colocado unos 4.500 millones de euros en rentabilidades cercanas a cero.

Sí. No me he vuelto loco, el tipo marginal a seis meses ha sido el 0,09%, y a doce meses el 0,169%. Naturalmente estamos en mínimos históricos de rentabilidad, y si hablamos en términos netos, es decir neto de coste de transacción, la rentabilidad para un particular que acuda a la subasta es negativa en el 99,999% de los casos. Basta con que haya unos mínimos gastos de compra, custodia, o amortización para que superen a la rentabilidad ofrecida por las letras.

Esto implica que el particular deje de comprar estos productos de manera directa, y sean fondos y demás quienes copen las subastas. Por otro lado, una rentabilidad tan baja, añade presión a una nueva rebaja en la remuneración de los depósitos bancarios, y complica la vida del ahorrador más conservador.

El lado bueno es el impresionante ahorro en intereses que estas rentabilidades suponen para el conjunto de la economía. No hay mejor recorte que éste.

En resumen, muy buenas noticias para la economía, y no tan buenas para los ahorradores, que ven cómo cada vez se hace más complicado obtener una atractiva remuneración para el ahorro sin caer en excesivos riesgos (quizá la clave esté en qué es atractivo en términos reales. Con una inflación cercana a cero o en deflación, el interés real y el nominal se igualan).

Podcast de la sesión bursátil del 18.08.2014

Ya está disponible el podcast de la intervención de Jesús de Blás en Intereconomía Radio sobre la actualidad de los mercados al cierre de la sesión bursátil.

13.8.14

Valores excluidos de cotización, qué hacer y cómo evitar seguir pagando comisiones

valores-excluidos-de-cotizacion-en-bolsa

El verano pasado publiqué en este mismo blog una entrada sobre los valores suspendidos de cotización, comentando las distintas posibilidades que tenemos si nos encontramos en esa situación e incidiendo, sobre todo, en los beneficios fiscales que podemos obtener vía compensación de plusvalías.

La tremenda crisis que han sufrido muchas compañías ha hecho que lamentablemente cada vez sea más numeroso el número de compañías cotizadas cuyas acciones se encuentran suspendidas de cotización, con Gowex como último y nefasto ejemplo.

Tras la suspensión se abre un  proceso judicial, muchas veces largo, que desemboca o bien en la reanudación de la cotización, o bien en la liquidación de la compañía. En relación con esta última posibilidad, hace poco hemos conocido que Bodaclick, empresa que cotizaba en el Mab, va a ser liquidada, por lo que nunca volverá a cotizar. Hay que aclarar que en algunos la exclusión no implica que la compañía desaparezca, sino que simplemente prosigue su actividad al margen de los mercados cotizados.

Lo malo de estos procesos de liquidación en que muchas veces no se cierran definitivamente, ya que no hay literalmente nada que repartir, y las acciones de estas compañías permanecen años, si no décadas, en un limbo jurídico que cuesta sus buenos euros a sus titulares en forma de comisiones de custodia.

Acciones como Intra, Valca, Papelera Española, Grand Tibidabo, Nitratos de Castilla, Sierra Menera, Cartera Montañesa o Altos Hornos de Vizcaya son algunos ejemplos. Y habéis leído bien, Altos Hornos de Vizcaya, que mirad si ha llovido desde entonces, y os lo dice uno de Bilbao que de Altos Hornos y de llover sabe un rato.

¿Y si las acciones ya no existen, por qué siguen en mi cartera?

Es lo que se preguntan muchos inversores, que no ven forma de librarse de semejantes "muertos", que además de costarles dinero en forma de custodia, les impiden cerrar cuentas bancarias, y les recuerdan, implacablemente, un desastre bursátil que parece imposible de borrar.

La razón es que las acciones de todas estas compañías, y muchas más, todas ellas admitidas a cotización en su momento, estaban registradas como anotaciones en cuenta  mediante referencia de registro en Iberclear (sociedad de gestión de los sistemas de registro, compensación y liquidación de valores), ya que en su día estas anotaciones en cuenta sustituyeron a los títulos físicos en el caso de los valores cotizados.

Posteriormente estas compañías fueron excluidas de cotización, y, de hecho, dejaron de existir como tales, pero manteniendo sus títulos en el registro de anotaciones en cuenta. La clave está en que en el proceso de liquidación se debería haber revertido el proceso, emitiendo de nuevo títulos físicos por parte de la sociedad, lo que en estos casos al estar en liquidación, no se llevaba a cabo para evitarse el coste de este trámite, condenando de por vida a los accionistas.Por otra parte, en la actualidad la ley del Mercado de Valores destaca la irreversibilidad de este proceso, por lo que el pasar a títulos físicos es imposible hoy en día.

Durante años, muchos inversores han estado pagando comisiones por estos títulos, aunque es cierto que bastantes entidades ya los excluían del coste de custodia y, sobre todo, han visto cómo era imposible sacar esas acciones de sus carteras.

En el caso de los clientes de Crédit Agricole Mercagentes hemos establecido un sencillo procedimiento para acabar con esta situación. Basta con que el titular de las acciones firme una carta solicitándonos, como depositarios de los títulos, la renuncia voluntaria al mantenimiento de la inscripción de dichos títulos en el registro de Iberclear. Obviamente deben ser títulos excluidos de Bolsa, que ya no existan, y que sigan representados como anotaciones en cuenta.

Posteriormente, tramitamos ante Iberclear la baja de dichos registros y remitimos una carta al cliente como certificado acreditativo de dicha renuncia.

Ignoro cómo funciona el resto de entidades, pero al menos en lo que a la nuestra se refiere, se trata de un procedimiento rápido y eficaz.

12.8.14

Podcast de la apertura de la sesión bursátil del 12.08.2014

Ya está disponible el podcast de la intervención de Jesús de Blás en Intereconomía Radio sobre la actualidad de los mercados en la apertura de la sesión bursátil.

7.8.14

¿Bancarrota del Banco Espíritu Santo? Para la ISDA, no.

Menudo verano llevamos en la Bolsa, y uno de los culpables no es otro que el ya famoso Banco Espíritu Santo, cuyo rescate in extremis ha puesto patas arriba las cotizaciones del sector financiero en Europa.

No voy a entrar en lo sucedido, que es de sobra conocido, sino en una noticia que se ha conocido hoy y que no deja ser ser sorprendente.

Para empezar decir que la ISDA (Asociación Internacional de Derivados y Swaps) es la asociación que se encarga de decidir si se activan los CDS (credit default swap), o sea, si el que ha comprado estos derivados para cubrirse en caso de problemas en la entidad lusa, tiene que ser compensado.

Pues bien, los honorables miembros de ese organismo han dicho por unanimidad que no, o sea que si tienes deuda subordinada y CDS para cubrirte, los CDS no valen nada y los bonos tampoco. Jugada redonda.

Una prueba más de que todo este lío de derivados tipo warrants, CDS´s y similares solo sirven para que los emisores ganen dinero. Es mejor ni tocarlos.

Ah, y estos son los miembros de la ISDA y que han votado por unanimidad:

Bank of America, N.A.
Barclays Bank PLC
BNP Paribas
Citibank, N.A.
Credit Suisse International
Deutsche Bank AG
Goldman Sachs International
JPMorgan Chase Bank, N.A.
Morgan Stanley & Co. International plc
Nomura International plc
BlueMountain Capital Management, LLC
D.E. Shaw Group & Co., L.P.
Eaton Vance Management
Elliott Management Corporation
Pacific Investment Management Company, LLC

Como suele decirse, el zorro decidiendo la suerte de las gallinas, el resultado no tiene dudas.


Lo último

Archivo