23.10.15

Mario Draghi vuelve a dar aire a los mercados

El presidente del BCE, Mario Draghi

Reconozco que me equivoqué pensando que la reunión de ayer del BCE no iba a deparar ninguna sorpresa para los mercados. Con Mario Draghi nunca se sabe, sobre todo, porque a diferencia de otros predecesores, es un profundo conocedor de los mercados financieros y de la importancia de su devenir para la economía.

Es por eso,que en un discurso donde cada palabra cuenta y todos los matices están estudiados al detalle, volvió a resucitar su espíritu más combativo, el de verano de 2012, para sacarnos de la atonía y, por qué no, insuflar una buena dosis de esperanza.

Estos son los puntos más relevantes de su intervención:

  • Pasa de estar en "esperar y ver" a "trabajar y valorar". Esto que puede parecer nimio, es un giro importante en la actitud del BCE, que ya no se va a sentar a ver qué pasa, sino que directamente puede pasar a la acción.
  • Varios miembros del BCE querían actuar ayer mismo. Consecuencia de lo anterior, hubo voces que pidieron implementar nuevas medidas ayer mismo. Con buen criterio Draghi no lo hizo y, de nuevo, sus palabras fueron suficientes para levantar los mercados y cortar las alas de un euro demasiado fuerte en las últimas semanas.
  • La inflación es un problema. Fundamentalmente debido al efecto petróleo pero, poco a poco, su impacto será menor. Espera que repunte en 2016 y 2017. Previsión para 2016, 1.1%, lejos del objetivo del 2%.
  • El QE se mantendrá lo que sea necesario (¿os suena este comentario?) para lograr los objetivos de inflación. Se podrá ampliar el importe o la duración o los activos, vamos, lo que sea necesario, como dice Mario.
  • Mantiene la tasa de depósitos en el -0.20%, aunque deja abierta la puerta a que siga bajándola.
  • En diciembre revisará la política monetaria para adaptarla si fuera necesario.
  • El tipo de cambio del euro no es un objetivo en sí mismo, aunque los efectos se notaron claramente, bajando más de un 1,5% contra el dólar, hasta los 1.115 dólares por euro.
  • A nivel macroeconómico, la eurozona cuenta con una potente demanda interna, lo que es tranquilizador, pero los riesgos vienen del lado de las exportaciones a países como China, tras la debilidad mostrada este verano por este país.
La reacción de las Bolsas fue instantánea, subidas del 2% y ruptura de resistencias cuando más lo necesitábamos. Gracias Mario, una vez más.

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo