9.2.16

Pánico a una tormenta perfecta en la economía mundial

Lunes negro titulan hoy las crónicas periodísticas tras el batacazo de los mercados bursátiles que vimos ayer, aunque mejor diríamos Año negro, teniendo en cuenta que no se recuerda un comienzo de ejercicio tan nefasto como el que nos está tocando vivir.

grafico-bajista
En otros momentos ha habido batacazos aún mayores, es cierto, quién no se acuerda del 87, 98, 2002, 2003, 2008, 2012...pero siempre han venido de la mano de excesos alcistas en los mercados, quiebras...Ahora es miedo puro y duro. Miedo a que la situación empeore radicalmente en el futuro y nos encaminemos a una recesión económica mundial. Duro decirlo, pero es lo que hay, o pasa esto o los mercados viven un sinsentido bajista.

De ahí que todos estemos confundidos, escuchamos a diario voces de todo tipo, optimistas que piensan que de recesión nada, agoreros que todo lo contrario. Pero, sea como fuere, los mercados están cayendo a plomo, y por experiencia os digo que eso no anticipa nada bueno. Otras veces hemos visto caer los precios de una empresa aparentemente "sana" y luego ha venido la de San Quintín. Así que prudencia al máximo, que no significa pesimismo. Recordad que el pesimismo es un una bola de nieve que al final provoca la profecía autocumplida de la recesión, al parar el consumo, la inversión...

Los datos macroeconómicos con los que nos levantamos hoy no son precisamente halagüeños, ahí va una muestra:
  • Tipos de la deuda japonesa a 10 años en negativo.
  • Euribor a 12 meses también en negativo, o sea, nuevos problemas para la banca.
  • Miedo a problemas en los bancos europeos, con Deutsche Bank en el centro de la diana. La verdad es que mucho criticar, pero los bancos alemanes tienen el récord de multas millonarias por pufos varios, y lo que les queda...Lecciones las justas.
  • China disminuyendo sus reservas de divisas a un ritmo preocupante. más dudas sobre su economía.
  • Dudas sobre la conveniencia de la última subida de tipos por parte de la FED.

Con estos mimbres poco podemos hacer, apenas un casco y confiar en que nos proteja del chaparrón. ¡¡Qué cruz de mercado...!!

0 comentarios :

Deja aquí tu comentario

Lo último

Archivo